Para ver mejor el contenido del blog,pulsar F11 - para ver la última ruta pulsar en página principal.

sábado, 21 de mayo de 2011

Por la senda del oso.


Este fin de semana, nos fuimos a visitar la senda del oso.
Aunque el tiempo no acompaño, se hizo lo que se pudo. 




El alojamiento, muy bien.
La compañía perfecta.
El entorno muy bonito.
Que os voy a decir de la comida.







La sidra y el pan de Escanda que no falten por esta zona. 







Como en toda gran ruta, la zona de descanso fundamental.
Habitación del guia y la ayudante.



Habitación de los osos. 



Habitación de los ositos. 



Como el tiempo no asentaba, visitamos el parque de la prehistoria
en Teverga. 
Nos dimos un paseo por el pasado.



Pudimos ver las réplicas de distintas pinturas rupestres que se encuentran
en su origen en cuevas de Asturias,Cantabria y Francia. 



Bueno parece que ahora no llueve, es el momento de hacer una 
visita a los osos.
Actualmente los tienen en un cercado, porque pretenden la reproducción
de dos de ellos, para garantizar la continuidad de la especie. 



Desde la senda que nos lleva al cercado, vemos parte del pueblo 
de Proaza, donde nos alojamos. 



La hembra no para,pero el macho me da que es un poco bago, tiene
pinta de ir para largo jejeje. 



De vuelta para casa elegimos el camino largo,para pasar por el puerto
de San Lorenzo, cima perseguida por todo ciclista, desde donde parte
la ruta de senderismo conocida como el Camin Real De La Mesa.
Ruta esta que atraviesa los montes de Somiedo para llegar al pueblo
Leones de Torrestio. 



Una parada en el pueblo de Pola De Somiedo. 



Compramos algún recuerdo, a la vez raro e interesante.



Después de comer y ver la colección de cuadros que allí había.
Todos de alguna manera relacionados con aquellos tiempos pasados,
donde la población de osos pardos cantábricos era abundante por estos
 montes, cosa que ahora escasea. 



Subiendo el puerto de Somiedo,paramos en el pueblo de La Peral,
para ver las antiguas construcciones típicas de estos pueblos.
Las cabanas de teito. 


Brañas de pastores. 




















Bueno, un fin de semana completo.
Va un culín de sidra por todos vosotros.

miércoles, 18 de mayo de 2011

El castillo de Aviados.


El Sábado 7 de Mayo, nos levantamos con ganas de realizar una
pequeña ruta.
Para esta ocasión y como el tiempo amenazaba lluvia,nos fuimos
a ver los restos del castillo de Aviados.





El castillo de Aviados.


Aviados es el lugar de nacencia de los Guzmanes, la otra casa poderosa de León, enemigos sempiternos de los Quiñones.

El castillo se asentaba sobre un promontorio calizo que domina la aldea. Cuando los moros abandonaron Aviados, en agradecimiento se levantó la ermita de San Jorge. Aún marca la tradición el aljibe que los agarenos habían construido en la parte alta. Cuéntase que la fuente era intermitente, aumentando de caudal por la mañana y disminuyendo par la tarde, y junto a la fuente se hallaba la ermita.

En Aviados residió a temporadas la reina Doña Urraca.

El castillo fue destruido por don Pedro I el Cruel y aunque reedificado más tarde volvieron a desmocharlo definitivamente los Reyes Católicos, en su afán de romper las cabeceras de las torres para dominar la nobleza levantisca.

Carlos I también atentó contra este castillo por haber capitaneado los Guzmanes a los comuneros leoneses.

Desde este castillo se hacían señales de humo para entenderse con el castillo de San Salvador en Santa Colomba de Curueño, castillo del siglo X, que resistió hasta comienzos del XIX.

En uno de sus lienzos se apreciaba bien que había sido aprovechado para construir una ermita, la de Santa Ana, que había tenido culto hasta comienzos del siglo XX y sus ventanas eran saeteras del antiguo castillo. Ahora se ha remozado la ermita, tiene culto en fechas señaladas y se ha practicado camino de acceso.

Los restos que quedan del castillo son abundantes, todos ruinosos pero grandes y fuertes paredones casi recubiertos de boscaje. La superficie era amplia de gran panorama. Como el de Aviados, también había sufrido la avalancha de la morisma.






Las murallas, se conservan ya muy deterioradas.


























La cigüeña vigila atenta desde la torre de la ermita.
Se avecina tormenta, se intuye en el cielo.
Quien nos iba a decir que hoy recordaríamos la historia de un
pueblo,cuyo castillo lleva allí tantos años y nosotros no
conocíamos.